• Karina Herrera

Consumo de soya y su relación con niveles de testosterona


La soya y sus derivados como el tofu y el tempeh han desempeñado un rol importante en la dieta de la población asiática y actualmente con el alza de una dieta reducida o sin consumo de proteínas de origen animal, la soya ha sido la alternativa más utilizada como forma de reemplazo.


El consumo de soya y su relación con la disminución de la testosterona, es una pregunta más habitual de lo que parece en la consulta, especialmente en aquellos que buscan mejorar su composición corporal (aumento de masa muscular).


La soja es una fuente excepcionalmente rica de isoflavonas Las isoflavonas tienen una estructura química similar a la hormona estrógeno que les permite unirse a ambos receptores de estrógeno y ejercer efectos similares al estrógeno bajo ciertas condiciones experimentales. Por esta razón, se clasifican comúnmente como fitoestrógenos. Sin embargo, las isoflavonas difieren del estrógeno a nivel molecular en que se unen preferentemente y activan ERβ en comparación con ERα, mientras que el estrógeno tiene la misma afinidad por ambos receptores.



Se realizó un metaanálisis (el más amplio de los diseñados hasta el momento), el cual evaluó la ingesta de soya y su relación con los niveles de Testosterona Total, Testosterona Libre, estradiol, estrona y globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG), se analizaron 41 ensayos con fechas de publicación de 2010 a abril de 2020 en los cuales hombres adultos (n=1.753) consumieran alimentos de soya, aislado de proteína de soja, concentrado de proteína de soja y extractos de isoflavonas.


¿Qué fue lo que encontraron?


1. No hubo efectos significativos de la exposición a soja o isoflavonas sobre ninguna de las hormonas consideradas


2. Ni la duración del estudio (≤12 semanas frente a >12 semanas) ni la dosis (<75 mg/d frente a ≥75 mg/d) afectaron el impacto de la exposición a isoflavonas en las concentraciones hormonales


3. Reafirmó un metaanálisis realizado en el año 2010 donde la ingesta de soja ni de isoflavonas afecta las concentraciones circulantes de testosterona total o biodisponible en los hombres, en dicho se habían considerado 31 estudios y 939 hombres.


4. La evidencia indica que los niveles de testosterona pueden cambiar muy rápidamente, por lo que es poco probable que estudios más largos produzcan resultados diferentes



Por lo tanto, consume la soya y sus derivados de forma tranquilo, intenta que esta sea orgánica, sino consumes leche de vaca, prefiere la bebida vegetal de soya ya que tiene un aporte de proteína muy similar y además que sea fortificada en calcio.





Fuente: Reed K., et. al. Neither soy nor isoflavone intake affects male reproductive hormones: An expanded and updated meta-analysis of clinical studies. ELSEVIER (2020)


78 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo