• Karina Herrera

¿Comer atentos influye en la ingesta alimentaria?

Comer frente al computador, viendo una serie, jugando un videojuego, trabajando, etc. es una de las conductas más repetidas especialmente en el último tiempo por el trabajo remoto, y lo que implica trabajar en casa, es decir, tener fácil y rápido acceso a los alimentos, junto también al exceso de horas de trabajo y sin horarios de jornada laboral ha acrecentado el comer frente a una pantalla.



Cuando hablamos de querer bajar de peso, se nos dice simplemente "deja de comer y muévete más", claramente, esta respuesta es muy simplista y deja de lado un montón de variables que afectan la ingesta alimentaria, como por ejemplo estado emocional, nivel de estrés, carga laboral, accesibilidad de alimentos, entorno familiar, dónde y cómo comes y así un largo etcétera.


Un estudio realizó una revisión sistemática y un metaanálisis en un total de 24 estudios respecto del efecto de la memoria y la conciencia de la ingesta de alimentos en la alimentación


La evidencia sugiere que los procesos cognitivos, como la atención a los alimentos y la codificación y recuperación de recuerdos de alimentos recientemente consumidos, juegan un papel importante en el apetito a través de influencias en el tamaño de la comida y el intervalo entre comidas.

En otras palabras, evitar la distracción y aumentar la conciencia de los alimentos a medida que se comen junto con el simple recuerdo de los alimentos consumidos de la última comida, podría disminuir la ingesta de alimentos en la próxima comida.

Una teoría que explicaría esto, es que tales procesos sirven para mejorar la representación de la memoria episódica de los alimentos consumidos, que se utiliza para informar las decisiones posteriores sobre cuánto comer.


Los resultados sugieren que reducir la atención durante la alimentación a través de la distracción puede aumentar la ingesta inmediata, aunque el tamaño de este efecto es menor que el efecto que la distracción produce en el consumo posterior. La distracción puede interrumpir el recuerdo gratificante de un alimento en particular posiblemente por la alteración en los recuerdos asociativos de los alimentos.


Por lo tanto, adoptar un enfoque más consciente de la alimentación podría reducir de manera factible la distracción de las emociones negativas y los comportamientos de evitación que normalmente impedirían la alimentación atenta.


Practicar el "comer atentos" o la "atención plena" es muy complejo por todos los factores estimulantes que nos rodean, sin embargo puedes comenzar desde lo más básico, fija 1 día a la semana y 1 tiempo especifico de comida ej. desayuno y consume esos alimentos sin distractores (sin celular, ni TV o frente al computador), observa tu plato o el alimento que tengas en frente, intenta comer lento y así puedes ir entrenándote y repetirlo todas las veces que puedas.


Te recomiendo además el libro "Comer atentos" de Jan Chozen Bays que tiene ejercicios incluidos que puedes comenzar a practicar.




Fuente: Robinson E, Aveyard P., et.al. (2013). Eating attentively: a systematic review and meta-analysis of the effect of food intake memory and awareness on eating. The American Journal of American Nutrition.

57 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo