• Karina Herrera

Colaciones para llevar en tu bolso

Existen muchas colaciones clasificadas como "para niños" y que también las consumen los adultos, sin embargo, al revisar su lista de ingredientes podemos ver que existe una amplia lista de ingredientes, aceites, azúcar y sodio añadidos lo que hace un producto final con una alta densidad energética (alto aporte calórico) en un tamaño pequeño.


Por ende, el objetivo de este post, es dejarte opciones de colaciones envasadas pero de mejor calidad nutricional y así evites comer "cualquier cosa" en los momentos que sientas hambre.

Es importante mencionar que NO TODOS necesitan comer colaciones, eso dependerá de tu rutina, si sientes hambre, requerimientos nutricionales, comodidad, nivel de estrés, entre otros.


Si estás acostumbrad@ a consumir colaciones te dejo algunas alternativas que puedes encontrar en el supermercado.



Algunas consideraciones:

  1. Si consumes lácteos, cuida la cadena frío especialmente en verano

  2. La fruta es ideal consumirla entera ya que ahí encontrarás un mayor aporte de fibra, las compotas se sugieren para ocasiones en las que tienes poco tiempo.

  3. Todos los frutos secos y/o semillas son excelentes alternativas, si compras envasados, revisa siempre que no tengan aceite añadido.

  4. Puedes preparar tus propias colaciones como por ejemplo: galletas de avena, barras de cereal (encuentras recetas en mi blog), fruta + mantequilla de maní, pudding de chía, bastones de verduras + salsa de yogurt natural, granola casera + yogurt o leche.


0 visualizaciones0 comentarios