• Karina Herrera

Entrenamiento de resistencia y su relación con diversas patologías

Actualizado: 14 de abr de 2020


Entrenamiento de resistencia y su relación con diversas patologías - Nutricionista Karina Herrera

El resistance training (RT) o entrenamiento de resistencia provoca adaptaciones estructurales y neuronales que llevan a mejoras en niveles de hipertrofia, fuerza y potencia muscular. La hipertrofia muscular es el resultado de un balance nitrogenado positivo y adecuada ingesta (superávit calórico)

Los principales motivos para mejorar la fuerza y masa muscular son:

a) Mayor cantidad de masa magra (músculo) en relación a la cantidad de grasa se asocia con un menor riesgo de mortalidad.

b) La capacidad de producción de fuerza muscular se asocia con un menor riesgo a sufrir eventos cardiovasculares.

c) El envejecimiento va ligado a una sarcopenia o pérdida de masa muscular y fuerza muscular. Por lo que es de suma relevancia la mantención de la masa muscular con el paso de los años para mejorar la calidad de vida.


La sarcopenia es un proceso que ocurre en todas las personas donde se ha propuesto que la tasa de pérdida de masa muscular se situaba entre 12-15% por década de vida a partir de los 45 años. Sin embargo, los cambios de hábitos junto con el sedentarismo han dado lugar a que este proceso comience a partir de los 30 años en personas sedentarias.


Entrenamiento de Resistencia y Obesidad


Entrenamiento de resistencia y su relación con diversas patologías - Nutricionista Karina Herrera

El tejido graso además de ser un almacen de triglicéridos, se comporta como un órgano endocrino con capacidad de liberar mediadores del metabolismo, coagulación e inflamación. Incrementos en los niveles de masa grasa promueven la liberación de citoquinas pro inflamatorias como el factor de necrosis tumoral (TNF) o la interleukina-6 (IL-6). A nivel muscular las citoquinas pro inflamatorias inducen al catabolismo proteico disminuyendo el diámetro y contenido de proteínas en las fibras musculares.


Se ha establecido una relación bidireccional entre la testosterona y la obesidad,ya que la

disminución de los niveles de testosterona aumenta los niveles de masa grasa, mientras que la administración de testosterona exógena podría ser efectiva para disminuir los niveles de masa grasa.


La hormona del crecimiento (HG) estimula el crecimiento muscular y un balance nitrogenado positivo en el múscul